District Council 37
Search this site LINKS SITEMAP
HOME  |  ABOUT DC 37  |  JOIN DC 37  |  NEWSROOM  |  BENEFITS  |  CONTRACTS  |  POLITICAL ACTION  |  MEMBER SERVICES  |  CONTACT US
Newsroom
News Releases
 News Photos
 Public Employee Press
 La Voz
Latinoamericana
   
 
Noviembre 2008
 
 Radio Show
 TV Show
   
  Newsroom

La Voz Latinoamericana de PEP
Noviembre 2008

Sindicatos exigen que rescate financiero debe ayudar a los trabajadores también

Por GREGORY N. HEIRES

Más de mil activistas laborales se reunieron en el corazón del distrito financiero de la ciudad de Nueva York este 25 de septiembre para protestar contra el plan de rescate financiero de $700 billones de la administración Bush para los ricachones de Wall Street.

Los manifestantes de Nueva York exigieron que el plan financiero incluya ayuda a los propietarios de casas que enfrentan cierres de hipotecas; que difunda más ampliamente el panorama de las firmas financieras y que frene el excesivo pago ejecutivo a las firmas que reciben ayuda del gobierno.

Los miembros de las bases sindicales se sumaron a los líderes nacionales, estatales y locales en Broad Street y Exchange Place, cerca de la Casa de Bolsa, en la manifestación organizada por el Consejo Central del Trabajo de la Ciudad de Nueva York (el CLC, en inglés).

“Estamos aquí para decirle al Congreso que este rescate financiero no debe convertirse en una limosna precisamente para quienes, para empezar, nos metieron en este lío”, dijo la directora ejecutiva Lillian Roberts, quien encabezó a un contingente de integrantes de DC 37.

Sus comentarios reflejaron la indignación extendida entre la opinión pública, ya que los políticos de Washington parecieron listos a darle un cheque en blanco justamente a la gente que presionó por la desregulación y que obtuvo ganancias de ésta, así como de otras políticas de libre comercio de las últimas décadas que han conducido a la crisis actual de vivienda, al aplastamiento del crédito y a la devaluación del dólar.

Mensaje a Washington
“El movimiento laboral está aquí para mandar un mensaje al Congreso”, expresó el director ejecutivo del CLC, Ed Ott. “Esperamos que defiendan a las familias asalariadas de los Estados Unidos”. El CLC hizo en un breve plazo la convocatoria para la protesta cuando el gobierno puso una pesada presión sobre el Congreso para que aprobara la legislación rápidamente, alegando que se necesitaba una inyección masiva de capital para desviar lo que el presidente Bush describió como “pánico” y un grave declive económico.

“El rescate financiero no funcionará si no proporciona un impulso para la verdadera economía que genera fortuna”, dijo el presidente de la AFL-CIO, John Sweeney.

Sweeney y otros oradores expresaron su enojo de que el plan propuesto por Bush brindaría “fortuna para los ricos”, pero que no iba a ayudar a las familias asalariadas en peligro de perder sus casas y sus ahorros de jubilación, a medida en que batallan ante el estancamiento de los sueldos, el aumento de los gastos médicos y los costos disparados de la gasolina y del combustible de calentamiento en las casas.
Los manifesantes cargaban pancartas con leyendas como: Protejamos nuestras casas, Rechacen el recorte de Bush a los impuestos, y Protejan a los trabajadores de EE.UU.

La marcha terminó con los manifestantes coreando: “¡Obama, Obama, Obama!”, reflejando que sienten que el candidato presidencial republicano John McCain sería otros cuatro años más el portero de las políticas de Bush contra el trabajador, mientras que el candidato demócrata Barack Obama traería el cambio que ayudaría a las familias asalariadas.

 


 
© District Council 37, AFSCME, AFL-CIO. 125 Barclay Street, New York, NY 10007.Privacy Policy
 This site is best viewed at 1024 x 768 resolution or greater with Internet Explorer 6.0 or greater.